martes, 4 de enero de 2011

ESTIRAR, ¿ANTES O DESPUÉS?

Resumen: es tan importante estirar antes como después. Cada momento tiene unos objetivos diferentes y una forma de ejecución diferenciada. Los estiramientos antes del entrenamiento mejoran la movilidad y preparan las articulaciones y los músculos para el entrenamiento que viene a continuación. Los estiramientos después del entrenamiento deben ser más específicos y se consigue una vuelta a la calma mas pausa que facilitara la recuperación y disminuirá la posibilidad de contracturas, dejando el cuerpo mejor preparado para la siguiente sesión.

¿Estirar antes o después? La respuesta es muy sencilla, se tiene que estirar tanto antes como después del ejercicio. Es más, siempre que se pueda, también se tiene que estirar durante el ejercicio. A la hora de estirar antes o después, aunque el trabajo de elongación muscular es parecido, el resultado y los objetivos son distintos, ya que el estado de la musculatura y del organismo es diferente.

Los estiramientos antes del entrenamiento o del ejercicio tienen por regla general tres objetivos fundamentales. Uno aumentar el rango de movimiento articular general. Dos reducir los riesgos de lesión. Tres mejorar el estado del cuerpo (lubricación, temperatura…) para aumentar la capacidad de entrenamiento. Los estiramientos tienen que ser lo más generales posibles, tocando todas las articulaciones y no solo las especificas del entrenamiento o sesión.

A la hora de estirar tenemos que buscar tiempos largos de elongación, superiores a los 15 segundos, y buscar un buen número de repeticiones por ejercicio, aunque se reduzca el número de ejercicios. Tres repeticiones por cada grupo muscular es lo que recomendado

Los estiramientos después del entrenamiento tienen un objetivo muy claro, reducir las tensiones musculares a fin de evitar contracturas y tirones provocados por el entrenamiento anterior.

En función de la intensidad del entrenamiento, pero se puede decir que por regla general, estos estiramientos tienen que ser más cuidadosos y más específicos, es decir, se tiene que estirar sin forzar demasiado, además de hacerlo en los grupos musculares que más se han utilizado durante el entrenamiento. Si la sesión de entrenamiento no ha sido fuerte, puede aprovecharse los estiramientos posteriores para mejorar la ROM.

La forma de estirar tiene que ser también ligeramente diferente, reduciendo el número de repeticiones y el tiempo de elongación. Aumentado si puede ser la variedad de ejercicios sobre el mismo grupo muscular.

4 comentarios:

David dijo...

Aunque lo savemos es bueno tenerlos presente cada tanto.
Gracias Juan.
Saludos y buen año

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Si todos los sabemos pero no todos lo hacemos, al menos ese ha sido siempre mi talón de Aquiles

Espero que te vaya muy bien por tu tierra, espero poderla conocer algún día porque tiene que ser fascinante

Ferroman dijo...

Juan, con tu permiso. Me gustaría copiar tu entrada integra,para la pagina web de mi equipo de natación:

clubnatacionastillero.blogspot.com

Ya que tengo muchos chavales jóvenes y ya sabes lo que cuesta entrar en razón a estos chicos.

Un saludo y feliz año

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Ferroman, tienes mi permiso para lo que quieras, así que no te cortes y publícalo para ver si tus chicos estiran

Un abrazo