viernes, 26 de febrero de 2010

CONDROMALACIA ROTULIANA

La rótula o patela constituye una parte fundamental en la biomecánica de la rodilla. Esta circunstancia, confiere por ende una notable importancia a las lesiones que afectan a dicha estructura. La condromalacia rotuliana es la dolencia más habitual en la zona antes citada. A continuación se van a explicar los pormenores de la misma.
¿QUÉ ES LA CONDROMALACIA?
La condromalacia, consiste en una degeneración de la superficie cartilaginosa existente en la cara posterior de la rótula consecuencia del roce del cóndilo femoral sobre la misma o bien, por un crecimiento anómalo del cartílago.Esta afección, como tantas otras producto del desgaste, es padecida especialmente por personas que someten la articulación a esfuerzos regulares y exigentes siendo muy común en deportes como el rugby, ciclismo, deportes de frontón, remo, danza clásica, etc....
MOTIVOS DE LA LESIÓN
1) Cargas excesivas o muy reiteradas: Como se ha citado previamente suele ser la causa principal.
2) Traumas o golpes que afectan directamente a la rodilla.
3) Sobrepeso: El cuál provoca sobrecargas de trabajo.
4) Alteraciones que afectan a la biomecánica estructural de la articulación:
4.1) Variación de la estructura extensora de la rodilla.
4.2) Pronación del pie
.4.3) Rótula alta respecto a la posición considerada como normal
5) Anomalías congénitas de la rótula
6) Edad: la aparición de la artrosis favorece este tipo de lesión.
GRADOS DE LA LESIÓN
Grado 1: Aparece el edema, afectando de forma directa el cartílago rotuliano provocando un progresivo reblandecimiento.
Grado 2: Existe una alteración de la estructura cartilaginosa, Lo cuál deriva en su paulatina descomposición.
Grado 3: Se pueden observar fisuras o fragmentación.
Grado 4: Existe una perforación.
Grado 5: La zona afectada provoca lesiones a nivel óseo.
SÍNTOMAS
1) Alteración de la sensibilidad de la rodilla.
2) Dolor de la rodilla, Se hace más patente en las siguientes circunstancias:
2.1) Aumentando al permanecer sentado durante un tiempo prolongado, o al levantarse de la silla.
2.2) Empeora al subir escaleras.
3) Sensación de rozamiento o “cepillo” cuando se extiende la rodilla.
DIAGNÓSTICO
1. Si se realiza una exploración directa se puede observar:
a) Hinchazón y un aumento de la sensibilidad de la rodilla.
b) Alteración de la posición de la rótula.
c) Durante la extensión de la rodilla si al presionar la rótula existe dolor, es muy posible que se trate de la mentada patología.
2 Observación mediante pruebas radiológicas.
a) Radiografía: no suele aportar información concluyente, si bien puede dejar patente los signos de desgaste o artrosis.
b) Resonancia magnética: es el elemento más fiable y, el método de corroborar las hipótesis anteriores para así, diagnosticar correctamente la lesión.
PREVENCIÓN
1) Evitar, en la medida de lo posible, el uso excesivo de la articulación de la rodilla: o paliar las consecuencias del mismo con cuidados posteriores al esfuerzo (por ejemplo, aplicar hielo a posteriori como antiinflamatorio).
2) Potenciar la musculatura de la pierna: Fortaleciendo sobre todo, el cuadriceps (en especial, los fascículos laterales, vasto externo e interno), siendo conveniente reforzar también la musculatura isquiotibial.
3) Evitar cargas de trabajo cuando la rodilla se encuentre flexionada.
4) Trabajo propioceptivo
5) Vendaje apropiado: el objetivo del mismo, es buscar una correcta alineación de la posición de la rótula.
TRATAMIENTO
1) Reposo temporal de la actividad: En función de la intensidad del dolor se habrá de optar por el cese temporal de la práctica deportiva o, la disminución de la intensidad de la misma.
2) Empleo de medidas antiinflamatorias: Aplicación de hielo y/o medicamentos para disminuir el dolor y la inflamación.
3) Fortalecimiento y estiramiento de las estructuras musculares que rodean a la rodilla: Se recomienda el trabajo isométrico y las cargas con poca flexión (trabajo entre 0 – 30 grados de flexión)
4) Higiene postural: Evitar las posiciones de máxima flexión.
5) Infiltración:
5.1) Medicamentos antiinflamatorios.
5.2) Sustancias para favorecer la regeneración del cartílago: como por ejemplo el ácido hialúronico, que ayuda a mejorar la vascularización de la zona y alivia el dolor.
6) Cirugía: La intervención buscará corregir la posición de la rótula.
7) Otra posibilidad, en mi opinión de dudosa eficacia en este tipo de lesión, es el recurso de la medicina alternativa natural. La ingesta de cartílago de tiburón, es un recurso empleado para este tipo de patología si bien, los resultados son ciertamente cuestionables.
De esta forma, se da por concluido el apartado referente a las lesiones de rodilla que ha ocupado la sección estas últimas semanas. Animo a los lectores de esta sección, no sólo a plantear dudas, sino a proponer nuevos temas que os resulten atractivos, os inquieten o bien, os afecten de un modo u otro, todas las sugerencias serán atendidas en la medida de lo posible. Agradeciendo vuestra colaboración, os recuerdo que “la consulta” continua abierta

9 comentarios:

Morath dijo...

De ésta me libro por completo porque, a día de hoy, he tenido suerte y no he tenido problemas destacables en la zona de la rodilla más allá de alguna típica sobrecarga en los tendones y ligamentos pero siempre por haber machacado más de la cuenta y nunca ha requerido más de un poco de helo y un par de días de bajar el ritmo.
Toquemos madera... :-)

Morath dijo...

Uy, me acordé cuando ya le había dado a enviar...

Como he dicho en otras intervenciones, cuidado con los cantos de sirena cuando el traumatólogo nos sugiere la operación, porque parece que les encanta hacernos un poco de bricolaje y si bien es cierto que muchas veces soluciona el problema a corto plazo, a la larga puede ser pero el remedio que la enfermedad.
Me refiero a las típicas intervenciones de quitar menisco y similares porque, de momento, sin menisco todo va perfecto pero ¿y dentro de unos años, qué va a pasar cuando aquello esté un poco más viejuno y empiecen las artritis y demás?
Pues eso... cirugía, preferiblemente el último remedio a aplicar, después de haber agotado las otras alternativas.. que generalmente empiezan por bajar un poco el ritmo o el machaque ¡no lo olvidemos!

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

100% deacuerdo con mi amigo Morath. Eres un crack

Un abrazo y gracias por todo, tu sabes por qué

Paolo dijo...

Juan le agradezco mucho por hacer espacio en su agenda para informarme sobre el tema q me ha comido la cabeza en los ultimos 3 años.. le cuento q efectivamente el hielo despues d entrenar sin falta y el trabajo d propiocepcion y gimnasio me esta ayudando muchisimo, d los sintomas q ud expone solo tengo el de la mayor sensibilidad en la rodilla y el de dolor en el cuadriceps despues d esfuerzos grandes como competiciones, pero dolor dolor por suerte no.. despues d mucho pensar el porqué tuve la tenosinovitis q le dije hace +o- 1mes, se explica q el dia q estrenaba bici nueva tenia series cuando debi acoplarme a la bici primero con rodajes nada mas.. bueno d todo se aprende... Espero se encuentre bien un saludo desd Ecuador.. ;)

Morath dijo...

No hay de qué, Juan ;-)

Paolo, como se suele decir: "...más vale tarde que nunca...".
En este caso, para aprender o comprobar en primera persona que algo de razón tienen los que nos cuentan y recomiendan que tenemos que ir haciendo las cosas poco a poco y que los cambios los tenemos que ir metiendo progresivamente.
Lo malo es que somos tan ansiosos y el material nuevo es tan jugoso...
Jejejeje, no sé yo si habrá alguno que no hayamos caído en infinitas ocasiones en esa tentación de ponernos a machacar desde el primer día el nuevo material
:-D

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Paolo poco a poco y con paciencia ya verás como sale todo, eres muy joven y esto es un deporte de resistencia ;-)

Un abrazo

Anónimo dijo...

Reitero lo dicho. Además este tiene bastante mas tiempo.

Ah, por cierto la consulta sigue abierta? Tambien eres medico?


http://www.hoysport.com/noticias/firmas/la-consulta/lesiones_rodilla_condromalacia_rotuliana_200803051312.html

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Anónimo, que va yo no soy médico, ya quisiera yo ;-) así me evitaría trabajar tantas horas al día. Soy Lcd. en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Simplemente intento satisfacer las necesidades de la gente que lee este blog como en este artículo ha sido el caso de nuestro amigo de Ecuador Paolo que tenía interés en que se colgase algún tema relacionado con la rodilla

Es imposible saber de todo y gracias a internet se puede sacar mucha información que tiene que ser divulgada entre la gente que le interesan estos temas

Un abrazo Juanjo

P.D: Espero que me enseñes muchas cosas en el nuevo curso de lesiones, ok?

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Por cierto te copio bien el enlace de donde lo he sacado porque ese no está completo

http://www.hoysport.com/noticias/firmas/la-consulta/lesiones_rodilla_condromalacia_rotuliana_200803051312.html