jueves, 15 de octubre de 2009

MI PRIMER IRONMAN Parte I

15 días después de cumplir los 24 años me disponía a correr mi primer triatlón en distancia Ironman, es decir 3,8 km de natación, 180 km de bici y por ultimo una maratón (42,195 Km). Desde que empecé a los 19 años a nadar y por tanto a hacer triatlón, tenía como claro objetivo dedicarme a la larga distancia. En mis primeros años de triatlón empecé a competir en algunas pruebas de media distancia como el triatlón de Palmaces y el triatlón de Guadalajara y en el 2008, dando un paso hacia adelante, competí en mi primer triatlón de distancia “C” (4-120-30) en Elche. Pero por fin llego el 4 de octubre del 2009, un día muy esperado para mi, y para otros muchos, ya que tomaríamos la salida en la “Challenge Barcelona-Maresme” que se celebraba en Calella (Barcelona).

La diferencia que hay entre la corta y la larga distancia, es que, las pruebas de larga distancia no solo las vives el día de la competición, sino que las pruebas de larga distancia las vives y preparas 4 o 5 días antes de la prueba y esa diferencia es la que le dan a estas pruebas (desde mi punto de vista) un atractivo especial. La semana previa al Ironman coincidió con el comienzo de las clases de la universidad. Los entrenamientos fueron muy suaves, salvo con algunos toques de calidad. Los “toques de calidad” fueron el martes 2x20´ de carrera a ritmo de Ironman, es decir a algo menos de 4 min/km y de natación 4x100m a ritmo medio C/ 1´40´´ y 6x50m a ritmo medio C/50´´ con neopreno. El miércoles 1 hora de bici a ritmo medio y a partir de ahí a descansar y a entrenar muy suave. Como viene siendo habitual en mi, acostumbro ha hacer la semana previa una dieta disociada, intentando vaciarme todo lo que pueda hasta 3 días antes de la carrera y luego “a saco” con los hidratos. Sobre este tema no es que sea lo ideal hacer lo que hago pero me viene bien.

El día antes de la prueba salgo a correr 20 min y a nadar unos 500-600 metros. Por la tarde fui a dejar todo el material en los boxes. Parece que dejar el material en los boxes es algo rutinario y fácil, pero para el que hace su primer ironman es algo nuevo y curioso. Para empezar me impresiono lo grande que eran los boxes ya que ocupaban un campo de futbol entero; solo para dejar las bicis, y después me fui al “Bags area” a dejar las bolsas con el material, las cuales había repasado infinidad de veces por si se me olvidaba algo. Me sorprendió mucho la zona del “Bag area” ya que nunca había estado en una y de ella solo tengo imágenes en la cabeza de los videos que se ven por internet en grandes pruebas como Hawái, Frankfurt o Roth, viendo a todos los PRO´s cambiarse. Tras dejar todo el material me fui al hotel a descansar y a las 21:00 me metí en la cama para intentar dormir.

Por fin llego el día “D”, ese gran día que estaba esperando. Empezó muy pronto, a las 4:45. Fui a desayunar lo típico una tostada con mermelada y un par de cafés, bastante largos. A las 6:00 salgo del hotel dirección a los boxes y una vez que llego ahí me voy directo a revisar por enésima vez las bolsas de la bici y de la carrera, y veo que esta todo en orden. Después me voy donde tenía la bici a dejar toda la comida y bidones y me dispongo a calentar un poco y a estirar bien. Poco a poco iba llegando el momento de la salida y una vez puesto el neopreno me voy a la cámara de llamadas. Solamente 6 españoles corríamos en categoría “PRO”. En la cámara de llamadas cruzo algunas palabras de ánimo y suerte a los pocos españoles que ahí estabamos (Álvaro Velázquez, Fernando Cuenllas y Fermín Barres).

A las 7:30 y con puntualidad “Británica” se da la salida. En ese momento desaparece esa extraña sensación que tuve días atrás, no eran nervios, era miedo o respeto a lo desconocido. La salida se dio sin apenas luz y durante los primeros metros solo veía sombras, ya que llevaba unas gafas oscuras debido a que minutos después el sol matinal podría deslumbrarme. La natación la empecé muy suave, quizás demasiado y cuando quise poner un ritmo más fuerte me encontré solo y desorientado ya que el estado del mar no dejaba ver nada bien las boyas y tuve que quedarme en el grupo en el que estaba para no desorientarme. Al final hice una natación peor de lo esperado, pero apenas me desgate. Salí en un grupo de 5 unidades con un tiempo de 57 minutos y curiosamente en el íbamos 4 de los 6 españoles (Álvaro Velázquez, Fernando Cuenllas y Fermín Barres y yo) que participábamos en “PRO”.

Llego la T1 y me metí en el “Bag area” a dejar el neopreno y a ponerme el maillot con toda la comida que llevaba. Sin duda la T1 la viví de una forma especial ya que era algo nuevo para mí. A partir de ahí me fui directo a coger la bici, dispuesto a hacer los 180 km. Los primeros 25 Km los hice muy tranquilo, siguiendo los consejos de mi entrenador que me dejo bien claro de que no me cebase con nadie, que fuese a mi ritmo y que estuviera atento a la alimentación y a la hidratación.

Como curiosidad salí a hacer la bici con 1300 Kcal entre geles y bebidas energéticas. Durante la bici tome esas 1300 Kcal y 3 medios plátanos e ingerí unos 4,5-5 litros de líquidos, cogiendo en los avituallamientos solamente agua. Aquí he de exponer el único “fallo” que tubo la organización de la prueba y es que en los avituallamientos de la bici estaba toda la comida y bebida muy junta y no daba tiempo a coger líquidos y alimentos sólidos a la vez.

Tras los primeros 25 Km decido aumentar el ritmo en bici, ya que era muy conservador, y unos 10 km más tarde cojo al Danés Anders Steffensen y a Fermín Barres con los que fui el resto de la bici. Una vez metido en ese grupo decido coger su ritmo que era muy bueno sin ponerme en ningún momento a tirar “del grupo” (manteniendo las distancias). Con el paso de los kilómetros van cogiendo a más triatletas y también nos cogió alguno por detrás, por lo que el ritmo en bici se avivo. En el Kilometro 120 ya éramos unos 10 triatletas en el “grupo” de bici y es ahí cuando decido ponerme a tirar del grupo para evitar una posible sanción ya que las distancias que guardábamos unos con otros podían dar lugar a la duda. De ahí, destacar la gran labor de los jueces que antes de sacar tarjetas y penalizar con 8 minutos de parada, disuadieron de forma muy correcta las posibles irregularidades que se pudieron dar en el sector ciclista.

CONTINUARA ...

9 comentarios:

Luis Recuenco dijo...

Bueno, esto de presentar la carrera por capitulos te deja un poco con la incertidumbre. estare atento a la proxima entrega.

Cambiando de tema. Me dijeron en la prueba de esfuerzo que no respiraba muy bien y siempre me he preguntado si me iria bien lo que llevas en nariz.
¿Que tal va? ¿Que notas?¿te lo pones solo en competición?

David dijo...

Muy bueno, espero el resto del relato con ansiedad.
Sds

Salvador lozano dijo...

Me podrias detallar un poc mas eso de ir en grupo.
No era sin poder ir a rueda?
como se puede ir en grupo manteniendo las distancias?
en las pruebas que no se puede ir a rueda solo hay una opcion, pasar a gente o que te pasen,
lo demas es TRAMPA
un saludo

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

NO te confundas Salvador. Cuando Richard dide d ir a rueda se refiere manteniendo la distancia. El tema es que es más fácil esforzarte teniendo a un triatleta delante que tlo utilizas como referencia que sufriendo tu solo sin referencias. No se si te has fijado en las contrrrelojes deciclismo que cuando alguien es superado por otro ciclista intenta seguirle detrás de él, pero la distancia legal. Pero claro está que si no se respeta dicha distancia se sancionan como en ciclismo. La mejora en este tipo de "grupo" no se hce por el ahorro energético, pero s poel factor psicológico tan importante en estas pruebas

Un razo y gracias por participar

Richard dijo...

Buenas Luis, lo de la famosa "tirita" en la nariz, va bastante bien. La "tirita" funciona como un "elemento de fuerza" que habre las fosas nasales lo que permite que pueda entrar mas aire por la nariz. Esto que te cuento es lo que yo noto, igual la "teoria" dice otra cosa, pero desde luego viene muy bien. Yo solo las utilizo para competir. Utilizo las Breathe right que podras encontrar en cualquier farmacia y salen a unos 50 centimos cada una, compradas en cajas de 10 o 30. Por cierto hay tallas tambien.

Gracias David, np tardara mucho en subir lo que queda.

Buenas Salvador. Como bien dice juanillo, son grupos que se forman manteniendo las distancias y como bien dice psicologicamente ayuda mucho. El caso mas significativo de la importancia que es llevar a un tio que te marque el ritmo se dio este año en el mundial de contrareloj cuando Cancellara pillo a Larson mucho antes de la mitad de la crono y luego le mantuvo la distancia hasta el final, con lo que en la primera mitad le metio 1´30´´ y en la segunda mitad practicamente no le metio nada y por no decir lo de bradley wiggins que sino hubiera sido por el problema mecanico hubiera hecho bronce a 3´de cancellara dejando fuera a Tony martin que ese si que hizo la contrareloj sin referencias. a parte de contarte lo de los grupos tienes un resumen tambien del mundial de crono de esta año...jajajaja

SALUDOS

Juan dijo...

Como este es un blog técnico os me permito el lujo con vuestro permiso de comentaros el tema de la famosa tirita en la nariz.

En el año 2004 hicimos en la Universidad Europe junto al gran fisiólogo Alejrando Lucía un estudio para ver si era positivo el uso de la tirita o no. Se supone que al abrirte un poco los orificios nasales debe de entrar más aire y por lo tanto ayudar a la ventilación pulmonar. El resultado fue negativo, los ciclistas tenían el mismo volumen de litros de aire, por lo que la mejoría está como en muchas ocasiones en la mente. Yo en estas cosas como entrenador ni me meto, siempre me digo "¿él deportista está contento?, ¿se siente bien?, ¿creé que va a mejorar?, ..." si las respuestas al analizar al deportista son SI, pues que sigas usándolas. La cabeza es nuestro mejor aliado y mas en prubas de larga

Luis Recuenco dijo...

Juan, ¿donde puedo encontrar el estudio? Me gustaria leerlo

saludos

Morath dijo...

Ricardo, muy bueno el primer capítulo... estaremos atentos a lo que venga después
:-)

La verdad es que está muy bien hacer de ven en cuando esos "ejercicios de instrospección" de vez en cuando para revivir los momentos, ver qué fue bien / mal, ...
Además, si encima es en un momento que por alguna razón ha sido especial, encima nos deja mejor sabor de boca y nos permite reparar en miles de detalles que se nos habrían quedado en el olvido.

Además, al leerlo da la sensación de mucha "paz" al escribirlo.
Seguiremos al loro.

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Luis el estudio no se publicó ya que para eso debe de ser algo más científico de lo que hicimos nosotros, como bien sabes tu al estar metido en temas universitarios.

Nosotros lo que hicimos fue aporvechar las pruebas que le hacíamos a los corredores del equipo Banesto. Como hacíamos unas pruebas una semana y a al siguiente otras se nos ocurrió el ahcer unas con las tiras y otras sin tiras, supuestamente si funcionaran deberían de tener una mayor capacidad de ventilación pulmonar, causa que no se dio

Ahí se quedó todo, fue un poco por la curiosidad de unas freakys

Un abrazo y sigue con tus azañas que cada día me sorprendes más